Related topics

Funcionarios dicen que Bolsonaro pudo haberse ido a Florida

December 30, 2022 GMT
1 of 2
El presidente brasileño Jair Bolsonaro participa en una conferencia de prensa el 29 de octubre de 2022, en Río de Janeiro. (Foto AP/Bruna Prado)
1 of 2
El presidente brasileño Jair Bolsonaro participa en una conferencia de prensa el 29 de octubre de 2022, en Río de Janeiro. (Foto AP/Bruna Prado)

SAO PAULO (AP) — La vicepresidencia de Brasil informó que el vicepresidente Hamilton Mourão se ha convertido en presidente interino, un indicio de que el presidente Jair Bolsonaro dejó el país y no estará presente el domingo en la investidura de su adversario político, Luiz Inácio Lula da Silva.

La oficina de prensa del vicepresidente confirmó a reporteros que el general Mourão era el presidente en funciones. El vicepresidente toma el mandato cada vez que el presidente de Brasil viaja al extranjero.

La edición del viernes de la gaceta oficial indicaba que Bolsonaro se dirige a Florida y que varios funcionarios recibieron permiso de acompañar “al futuro expresidente” a Miami entre el 1 y el 30 de enero para ofrecerle “consejo, seguridad y apoyo personal”.

Según sitios de monitoreo de vuelos, el avión oficial de las Fuerzas Armadas de Brasil salió de la capital, Brasilia, aproximadamente a las 2 de la tarde, hora de Orlando, Florida.

En ausencia de Bolsonaro, no está claro quién entregará la banda presidencial a Lula el domingo. La oficina de prensa de Mourão señaló que no es parte de las funciones del vicepresidente.

Bolsonaro se ha mantenido fuera del ámbito público desde que perdió la elección el 30 de octubre. Pero unas horas antes de los reportes de su partida, se dirigió al país como presidente en sus redes sociales.

En ocasiones al borde de las lágrimas, el político derechista dijo que no logró encontrar una alternativa legal o suficiente apoyo para cambiar el curso de la historia y evitar su salida del puesto.

“Qué difícil ha sido permanecer en silencio durante dos meses, trabajando para encontrar alternativas”, dijo. “Si estás molesto, ponte en mi lugar. Le entregué mi vida a este país”.

Bolsonaro también condenó una reciente amenaza de bomba en Brasilia, y afirmó que no era el momento de atacar a las personas, sino de intentar conjuntar una oposición contra el futuro gobierno.

“Perdimos una batalla, pero no perderemos la guerra”, dijo. “El mundo no se acaba el 1 de enero”.

Un grupo de partidarios estaban congregados afuera de la residencia presidencial bajo una lluvia torrencial esperando una señal de su líder, y muchos se fueron frustrados. Algunos gritaron “traidor” y “cobarde”; una mujer lloró.

Desde que perdió la elección, algunos de los partidarios más acérrimos de Bolsonaro han estado acampando afuera de edificios militares en Brasilia y otras partes del país, pidiendo la intervención de las fuerzas armadas. Muchos creían que los resultados electorales eran fraudulentos o poco fiables, y esperaban que Bolsonaro de alguna forma permanecería en el puesto.

Otros han bloqueado vialidades y autopistas, o incendiado autobuses y camiones. La policía investiga el intento de invasión a la sede de la policía federal en Brasilia de hace unas semanas, e indicó que la mayoría de las 32 personas que buscan han tenido contacto con el campamento a favor de Bolsonaro en Brasilia.

___

Jeantet reportó desde de Janeiro. El periodista de Associated Press Eraldo Peres en Brasilia contribuyó a este despacho.