Related topics

    Bomba mata a nueve policías que estaban de patrulla en Irak

    December 18, 2022 GMT

    IRBIL, Irak (AP) — Un artefacto explosivo estalló el domingo en el norte de Irak, matando al menos a nueve miembros de la policía federal iraquí que estaban de patrulla, informaron funcionarios de seguridad iraquíes.

    Entre las víctimas mortales se encontraba un oficial con rango de mayor, según un tuit de un portavoz militar, Yahya Rasool. Nadie se atribuyó de momento el ataque en la aldea de Ali al-Sultan de la provincia de Kirkuk.

    El primer ministro iraquí, Mohammed Shia al-Sudani, fue informado sobre el ataque, agregó Rasool. Se inició una investigación.

    Dos funcionarios de seguridad iraquíes dijeron que murieron nueve agentes y aclararon que el artefacto explosivo era una bomba. Dijeron que otros tres policías resultaron heridos en altercados con milicianos que estallaron tras la explosión, sin dar más detalles.

    Los dos funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los medios.

    El miércoles, tres soldados iraquíes murieron al explotar una bomba durante una operación de seguridad en el distrito de Tarmiyah, al norte de Bagdad. Entre los muertos se encontraba el comandante de la Brigada 59 de Infantería.

    Nadie se atribuyó la responsabilidad de ese ataque tampoco, pero los remanentes del grupo Estado Islámico están activos en la zona y han reclamado ataques similares en Irak.

    ISIS fue derrotado y perdió todo el territorio que una vez controló en Siria e Irak. Su último bastión en Siria cayó en 2019 ante una campaña respaldada por Estados Unidos. Sin embargo, tiene células durmientes que han realizado ataques en los que han muerto decenas de iraquíes y sirios.

    En Irak, los extremistas han explotado con éxito las brechas de seguridad en una parte del norte debido a una disputa en curso entre Bagdad e Irbil, la capital de la región semiautónoma de Irak dirigida por los kurdos.

    Las zonas rurales de las provincias de Kirkuk, Diyala, Ninevah y Salahaddin han sido particularmente difíciles de vigilar, con las fuerzas de seguridad iraquíes muy dispersas y con los extremistas del Estado Islámico aterrorizando frecuentemente a los residentes. En ocasiones, han logrado invadir pueblos de la noche a la mañana debido a las brechas de seguridad.

    ___

    El periodista de The Associated Press Qassim Abdul-Zahra contribuyó para este despacho