Related topics

Griezmann lo da todo para que Francia esté en la final

December 15, 2022 GMT
Antoine Griezmann celebra la victoria de Francia en las semifinales de la Copa Mundial ante Marruecos en el Estadio Al Bayt el miércoles 14 de diciembre del 2022. (AP Foto/Francisco Seco)
Antoine Griezmann celebra la victoria de Francia en las semifinales de la Copa Mundial ante Marruecos en el Estadio Al Bayt el miércoles 14 de diciembre del 2022. (AP Foto/Francisco Seco)

JOR, Qatar (AP) — Desmarques, recuperaciones, despejes y pases con criterio.

Antoine Griezmann lo hizo todo con Francia el miércoles y ahora disputará su segunda final de la Copa Mundial.

Todo terreno, Griezmann tuvo momentos excepcionales en ambas áreas para que Fracnai derrotase 2-0 a una porfiada Marruecos en las semifinales en el estadio Al Bayt.

Fue una demostración completa de un talentoso jugador, quien se reinventó en el Mundial de este año. Y ahora intentará negarle a Lionel Messi, su excompañero en el Barcelona, su primer título de Copa Mundial el domingo.

“Contra Argentina será diferente, con Messi enfrente será completamente diferente”, advirtió Griezman. “Conocemos a Messi, pero tienen detrás un grupo que va a muerte con él. Es un grupo que funciona muy bien como el nuestro”.

Griezmann jugó como extremo en el Mundial 2014 y fue una clave amenaza anotadora con Francia en su paso para ganar el título en 2018. Ahora juega de centrocampista creando oportunidades para sus compañeros y defendiendo ante los embates de sus rivales.

Un perfecto desmarque suyo sorprendió a la defensa marroquí para mandar el balón al corazón del área y propiciar el primer gol el miércoles. Theo Hernández fue el beneficiado al definir de media tijera tras aprovechar un rechace cuando apenas habían transcurrido cinco minutos.

Cuando Marruecos asedió a Francia en la segunda parte, Griezmann colaboró con vigor en las tareas defensivas. Necesitaron de toda su energía hasta que aseguraron el triunfo con el impacto instantáneo del suplente Randal Kolo Muani, quien anotó a los 79 minutos.

Cuando todo acabó, Griezmann levantó lentamente sus brazos y caminó a través del campo para abrazar al defensa Ibrahima Konaté, quien también contuvo los persistentes ataques de Marruecos.

Griezmann después consoló a sus rivales y buscó al portero Yassine Bounou, quien también juega en la Liga española.

Griezmann se ha convertido en el perfecto ejemplo de la evolución de Francia tras 10 años bajo el mando de Didier Deschamps.

El equipo alcanzó los cuartos de final en el 2014, disputó la final del Campeonato Europeo 2016, que perdió ante Portugal en París. Francia siguió con el título del Mundial en 2018 y ahora tendrá la oportunidad de ganar su tercer campeonato el domingo ante Argentina en el estadio Lusail.

“Mañana veremos y analizaremos cómo podemos hacerles daño y cómo defenderlos”, dijo.

La columna vertebral del equipo — el portero Hugo Lloris, el central Raphael Varane, Griezmann y el delantero Olivier Giroud — ha sido una presencia constante. La explosiva velocidad de Mbappé y los goles llegaron en 2017 y los ha llevado a la gloria en la segunda mitad de la era Deschamps.

El domingo podrían agregar más a la ya de por si impresionante lista de logros.